FONORAGGY

2016

I.

Este aparato es el resultado de una investigación teórica y poética que toma como ejes temáticos la cultura libre, los usos experimentales de los medios de comunicación y una constelación de efemérides.

El Fonoraggy es (entre otras cosas) un objeto con una carcasa plástica y varias perillas. Es una mezcla de teléfono con impresora, casi como un fax, pero no. Imprime sobre un rollo de papel (como el papel de ticket) una serie muy larga de números que constituyen la información de color de cada uno de los píxeles de una foto de Rincón de Estudio (1946), del pintor porteño Fortunato Lacámera. Cada renglón impreso corresponde a un píxel de la imagen.

Pero esos números no están tomados directamente de la obra de Lacámera, sino que el Raggy los produce a partir de la decodificación de un sonido que llega por la línea telefónica. O sea, existe un software que convierte la imagen de Lacámera en una secuencia de sonidos y esos sonidos son enviados por línea telefónica hasta el Fonoraggy, donde vuelven a ser procesados para convertirse en un dato impreso.

Es muy parecido a enviar una foto por wathsapp, con la diferencia de que este aparato es tan precario que el único modo de funcionar que tiene es a una velocidad de 5bps, por lo cual la imagen se transferiría completamente después de catorce meses.

Como en la mayoría de las salas de exposición no existe conexión a la red telefónica, cada vez que este aparato se muestra en sala se automatiza el procedimiento, y el sonido no viene por teléfono sino que está alojado en una memoria interna del aparato.

 

II.

El proyecto Fonorragy surgió a partir de una constelación de efemérides que me asombraron mucho:

  1. En 1922 el artista húngaro László Moholy Nagy encargó por teléfono a una fábrica cinco pinturas sobre porcelana esmaltada, dictando de manera oral las indicaciones de formas, tamaños y colores para que pueda confeccionarse enteramente en la fábrica sin la presencia física del artista. El mismo año, el porteño Fortunato Lacámera dejó su puesto de telegrafista de ferrocarril para dedicarse de lleno a la pintura.

  2. El 24 de noviembre de 1946 fallece en Chicago Moholy Nagy a la edad de 51 años. El mismo día, Fortunato Lacámera obtiene el premio del XXV Salón de Rosario por su pintura Rincón de estudio o Naturaleza muerta, obra que desde ese día pasó a integrar la actual colección Castagnino+MACRo.

  3. El 24 de noviembre de 2016, al cumplirse 70 años de la efeméride B, se inauguró el LXX Salón Nacional de Rosario. En dicha inauguración, la primera versión del Fonoraggy empezó a imprimir los millones de números que componen la información de color de todos los píxeles de Rincón de estudio, de Fortunato Lacámera.

 

III.

La materialidad precaria del aparato (un poco trash, un poco descuidada) corresponde a una apología de los métodos DIY (hazlo tú mismo). Es importante que se vea como algo casero, y no como algo industrial. Eso se emparenta con toda mi producción artística.

Leer Fono Raggy, de Fede Gloriani

Leer Ragtime, de Jorge La Ferla

Leer texto de Georgina Ricci