546 km / Mandar fruta

2018

 Nos propusimos comunicar el Museo Taller Ferrowhite y el Museo Estación Cultural (el primero en el partido de Bahía Blanca y el segundo en Fernández Oro, pegadito a Cipolletti) utilizando el telégrafo, medio que está íntimamente ligado a la historia de los dos museos.

 El proyecto implicó una primera etapa de investigación y preparación de los aparatos, luego de eso se realizaron exposiciones en ambas ciudades y se brindó el sistema de comunicación para articular posteriores actividades entre los dos museos.

 Durante varias décadas, los edificios de ambas instituciones (una ex estación y una ex usina termoeléctrica al lado del puerto) estuvieron conectados por el ferrocarril y el telégrafo. Hoy, los trenes de carga siguen llevando fruta y otros productos desde una estación a la otra.

 Ambos espacios reinterpretan el sistema ferroviario (y sobre todo los vínculos sociales que se generan en torno a él), utilizando para eso la museología crítica, siempre en un contacto directo con el arte.

 La comunicación telegráfica (más simbólica que efectiva) es una excusa para una comunicación real entre las dos instituciones, habilitar un vínculo desde el hacer que trascienda este proyecto.

 El telégrafo entre las dos estaciones comenzó a funcionar en agosto de 2018 y aún se usa periódicamente.

 Para conocer más sobre este proyecto puede descargarse en el siguiente link la publicación Experiencias con biografías, submarínos y telégrafos (2019)